Como Aprender a Tocar la Guitarra


¿Cansado de la vieja y convencional forma de aprender a tocar la guitarra? La mayoría de los principiantes dependen del estudio independiente. Sin embargo, resulta difícil empezar a tocar algo de la nada. Si realmente te gusta tocar la guitarra pero no tienes a nadie que te enseñe, el mejor consejo sería intentar una método de aprendizaje por internet.

Ahora que acabas de llegar al mundo de la guitarra, me gustaría compartir contigo algunos consejos para ayudarte a triunfar en tus aprendizajes.

Dedica unos cuantos minutos para leer detenidamente todo lo que encuentres aquí. Tómate tu tiempo, haz anotaciones si quieres. Recuerda, no tengas prisas. Tómatelo con calma y asimila todas estas ideas. Es muy importante estar seguro de que empiezas de la mejor manera posible…

1: Aprende con una guitarra decente
No hay nada peor que intentar aprender con una guitarra birriosa que resulte difícil de afinar y tocar. Necesitas una guitarra que tenga una respuesta adecuada, con las cuerdas no demasiado altas respecto al diapasón. Esto te asegura que no resultarán demasiado duras de pulsar con tus dedos.

Es mejor comprobar con un amigo entendido o en una tienda de instrumentos si tu guitarra es adecuada para empezar a aprender con ella.

Si te resulta muy difícil tocar, pronto te desanimarás y probablemente abandonarás. Esto es una pena porque aprender a tocar la guitarra resulta muy divertido y recompensante.

Tener una guitarra de mierda es como darle una sierra roma a un aprendiz de carpintería. Así que hazte a ti mismo un favor y consigue la mejor guitarra que puedas permitirte. Una buena guitarra de segunda mano es ideal, porque suelen tener algún pequeño desperfecto y por eso resultan mucho más baratas.

GUITARRAS CLÁSICAS CON CUERDAS DE NILON: yo no recomiendo usar una de éstas para aprender. Tienen un diapasón más ancho, mientras que las eléctricas y acústicas tienen un diapasón ligeramente curvado que se ajusta a tus dedos mucho mejor cuando estás tocando acordes de cejilla (*aquellos que requieren el índice para apretar todas las cuerdas a la vez).

Usa una guitarra normal con cuerdas de acero. Cuanto más dureza le pidas a tus dedos al principio mejor –duele un infierno, y las ampollas que te salen, también… ouch!! –… pero en un par de semanas de práctica diaria regular tus dedos pronto se endurecerán y les saldrán callos. ¡¡Pronto estarás doblando acero con tus dedos desnudos!! :)

Oh, sí, asegúrate de que las uñas de la mano que pulsa los trastes están cortas. De esa manera no las clavarás en el diapasón y tus dedos no tendrán que inclinarse demasiado. (tus dedos deben estar tan perpendiculares al diapasón como sea posible. Esto ayuda a evitar tocar otras cuerdas, causando chirridos mientras tocas.)

2: Aprende cómo desarrollar una buena técnica
La técnica implica a tu cuerpo entero tanto como a tus manos y dedos. Aprende cómo sostener la guitarra apropiadamente, de manera que tu cuerpo, manos y dedos trabajen con la máxima facilidad y el mínimo esfuerzo. Empezar mal con esto te generará un montón de vicios que después serán casi imposibles de eliminar.

Aprende también el concepto “la práctica perfecta conduce a la perfecta práctica” en lugar del desfasado “la práctica conduce a la perfección”, como se dijo en Secretos de los Acordes de Guitarra.

3: Tómate tu tiempo – no intentes apresurar las cosas
A veces sentirás que tu progreso es insoportablemente lento. Puede llevar semanas el ser capaz de hacer algunas cosas. Pero no te preocupes, esto es perfectamente normal. Simplemente persevera con la práctica diaria y los avances llegarán. Entonces te preguntarás cómo te pudiste machacar tanto con esto.

Todos atravesamos momentos donde nos parece que no estamos haciendo ningún progreso en absoluto. Pero lo que realmente está pasando es que tu cuerpo y fisiología están trabajando en segundo plano, ajustándose a las nuevas habilidades que les estás pidiendo llevar a cabo. Nuevas conexiones neuronales se están construyendo en tu cerebro y nuevas terminaciones nerviosas se están estableciendo en tus manos y dedos. A veces lleva un tiempo el que todo se reorganice en una sola unidad.

Sé como una tortuga, lenta, estable y persistente. Al final VENCERÁS. Aprende a amar el reto y por encima de todo disfruta… las recompensas bien lo merecen.

4: Aprende a contar
Desarrollar un buen sentido del ritmo es quizás el aspecto más importante de ser músico. Debes ser capaz de tocar en tiempo sin acelerarte o retrasarte.

Recomiendo encarecidamente conseguir un buen metrónomo y usarlo siempre en tus prácticas. Tras un cierto periodo empezarás a desarrollar un sentido natural del tiempo y probablemente no lo necesitarás más. Pero es siempre bueno usar uno ahora y después simplemente para asegurarte de que tu ritmo es sólido como una roca y está bien ajustado.

5: Empieza con la técnica adecuada de púa y rasgueo.
Esto hace que tocar resulte mucho más fácil y que no tengas problema adquiriendo velocidad y fluidez. Apréndelas mal y te obstaculizarás a ti mismo.

Aprender las técnicas correctas desde el principio hará que tus aprendizajes sean más disfrutables y te llevará a aprender mucho más rápido. Y no tendrás límites en cuanto a lo lejos que puedas llegar.

6: Se consciente de tu cuerpo mientras practicas
Asegúrate de estar sentado correctamente, evita la tensión en tu cuerpo y manos, sostén la guitarra debidamente y rasguea con la púa bien. Y mantén tu cuerpo siempre tan relajado como puedas.

Si sientes que se te tensa cualquier parte del cuerpo, PARA de practicar y tómate un descanso. Échate en el suelo, cierra los ojos y relaja tu cuerpo entero durante unos minutos. Luego, vuelve a practicar de nuevo.

La TENSIÓN es TU MAYOR ENEMIGO. Evítala tanto como puedas.

7: Márcate metas sencillas y realistas
Mantén un registro de cuáles son tus metas con la práctica y persíguelas a diario. Trabajando con una regularidad diaria consigues mejores resultados. Es mejor dedicar 20-30 minutos cada día que hacer sólo 2 ó 3 sesiones de 1 hora a la semana. La práctica diaria en segmentos de 10-15 minutos hace maravillas. 3 o 4 sesiones de 10-15 minutos diarios – trabajando en diferentes metas – es la mejor manera de tomárselo.

¿Recuerdas? No te apresures con nada… dale tiempo a que todo encaje.

Puedes hacer click aquí para descargarte un Calendario de Prácticas para mantener un registro de qué y cuándo practicas.

8: ¿Cuánta práctica diaria necesitas?
Si estás aprendiendo sólo por diversión y tu propio entretenimiento, entonces 20-30 minutos al día de práctica concentrada pueden ser suficientes.

Sin embargo, si te lo tomas más en serio y quieres ser bueno mucho más rápido, para poder tocar en un grupo, por ejemplo, entonces necesitarás probablemente practicar 2-4 horas cada día. Simplemente recuerda, tu práctica debe estar centrada en un conjunto de metas específicas en las cuales trabajar cada día. Es la manera más eficiente de practicar. Y conseguirás el máximo progreso de esta manera.

9: Práctica versus Improvisación – aprende la diferencia.
Practicar es cuando estás plenamente consciente de tu cuerpo y trabajando en metas específicas de una manera muy centrada y atenta.

Improvisar es cuando estás simplemente experimentando con algo que has aprendido. Sentarse en el sofá tocando con la TV mientras intentas copiar lo que estás escuchando, o sólo rasgueando unas cuantas cuerdas, o simplemente probando algo.
Improvisar puede ser también estar intentando aprender una nueva canción de alguna tablatura que encontraste en internet.

Improvisar es muy importante. PERO… ¡no dejes que sustituya a la práctica constante!
No caigas en la trampa de convertirte en un improvisador que nunca consigue nada, o que nunca aprende una canción completa desde el principio hasta el final porque la tablatura que te descargaste es demasiado difícil…
Esto es un fallo muy común en muchos novatos, por cierto…

… estos descargan tablaturas que están mucho más allá de sus actuales conocimientos y habilidades, sólo para fallar una y otra vez. Si no tienes cuidado con esto, “fallar” se convierte en un hábito. Esto no te va a ayudar a ser un feliz y mejor guitarrista en absoluto.

Intenta desenredarte de tu práctica diaria tan pronto como puedas dentro de tu horario. Podría ser la primera cosa que hicieras por la mañana tras despertarte, es muy buen momento para practicar, incluso si implica levantarte un poco más temprano.

10: Determina un área dedicada a la práctica
Reserva una zona donde puedas dejar tu guitarra puesta lista para cogerla para tocar un poco cuando te apetezca. (No la guardes en su estuche tras la práctica.) Ten una mesa con tu metrónomo y otros materiales impresos. Y un buen taburete o silla sin respaldo para que puedas adoptar una postura corporal adecuada.

Conseguir un atril es una buena idea. Úsalo para poner materiales impresos en los que estés trabajando. Mucho mejor que encorvarte sobre una cama, sofa o mesa para poder leerlos. Un Atril te ayuda a mantener la postura correcta de manera que todos tus músculos y tendones trabajen con suavidad – y también ayuda a evitar la TENSIÓN.

11: Asegúrate de que tu guitarra está siempre afinada
Compra un afinador electrónico y úsalo cada día para afinar tu guitarra antes de practicar. Te llevará poco tiempo usarlo para asegurar que tu guitarra está bien afinada. Pero tras un tiempo serás capaz de afinar sin afinador y hacer ajustes finos sólo de oído.

12: Sigue un plan para aprender rápido y eficientemente
La forma más rápida y sencilla de aprender por ti mismo a tocar la guitarra es seguir un método “moderno”, o sistema creado para un aprendizaje acelerado.

Necesitas desarrollar habilidades en el orden y tiempo correctos. Si intentas saltarte lo duro acabarás decepcionado, frustrado y confundido de narices.

En toda la búsqueda que he hecho por internet sólo he encontrado un par de métodos genuinamente beneficiosos de aprendizaje acelerado para “aprender por ti mismo” a tocar la guitarra. La mayoría de los demás son una mierda, hablando en plata. Son demasiado especializados para un principiante.

Dejan de lado importantes conceptos “básicos” y acaban como basura en la mayoría de los ordenadores y estanterías de la gente…

Es mucho mejor seguir algo que te va a proporcionar una formación sólida que puedes ir aumentando con el tiempo.